Amigos

Ha llegado el momento de reinventarse: aprender, adaptarse, crecer. Todas son palabras que prometen un futuro diferente, mejor. Pero no sólo se necesitan palabras para llegar a un estado superior. Hace falta la acción. Y para actuar, nada como estar enterado de los temas que dominan el mundo: negocios, estilos y viajes. La reinvención comienza con un “scroll down”.

Hoteles y medidas de seguridad

Hay momentos en la vida en que nos urgen tanto unas vacaciones, que al buscar entre los hoteles (http://www.seccionamarilla.com.mx/categorias/hoteles), sólo pensamos en que tenga alberca y un buen lugar para echarse unas copas cerca. Pero la emoción no nos debe ganar, pues algunas cosas debemos tener en mente para garantizar que tanto nuestras cosas, como nosotros, regresemos sano y salvo de nuestro viaje. Así pues, te doy consejos para elegir una buena habitación y para antes de salir de viaje.
Hoteles
Primero lo primero. Tus tarjetas de crédito, pasaportes, y documentos de valor, deben tener una copia dentro de tu equipaje. Y no digo que las tengas expuestas para que las vea el primero que abra tu maleta. Sin embargo, así tendrás los datos en caso de que lo llegaras a perder. Incluso, podrías guardarlos en tu correo electrónico. Sólo debes tener cuidado de que tengas una buena contraseña. Además, si llevas un objeto de valor, lo mejor sería que los fotografíes antes de salir y así no olvidarás qué llevaste y qué no.

Pero ya que vayas a hacer la reservación, recuerda que existen diferentes aspectos que debes recordar en ese momento. El primer punto a considerar son las cerraduras. Si ves que el hotel que te gustó no tiene llaves electrónicas, probablemente debas buscar un nuevo lugar para hospedarte. Las tarjetas electrónicas cambian continuamente de contraseña, por lo que es muy improbable que alguien llegue con una llave duplicada. Igualmente, si la pierdes, puedes reconfigurarla rápidamente.

Luego, es el momento de elegir el cuarto. Cualquiera pensaría que la mejor opciones el Pent House, y no digo que sea mala, pero quizá no sea la más recomendable en una situación de emergencia. Por ejemplo, si el hotel tiene muchos pisos, pide una que no pase del 6to piso, ya que, generalmente, las escaleras de bomberos sólo llegan a ese nivel. En realidad, entre el cuarto y el sexto, sería lo mejor que puedes hacer. El primer piso debe estar vetado por completo de tu elección, así como los cuartos que tengan ventanas o puertas expuestas al exterior.

Y ya que hablamos de eso, un elevador podría ser tu mejor amigo para tener una habitación más segura. Casi nadie las pide, ya que son más ruidosas que las demás, pero casi nadie se atrevería a cometer una fechoría enfrente de un elevador. Igualmente, si no te gusta el ruido, pide que te alejen de bares y restaurantes.

Y ya que hablamos de elevadores, debes estar seguro que si el estacionamiento es subterráneo, el elevador para entrar al hotel sólo tendrá acceso hasta el nivel de la recepción. De otra forma, se podría colar cualquiera a la habitación, y sería un desastre completamente, pues habría mucha más posibilidad de que registraran tus cosas. Y si no te sientes muy seguro por alguna razón, el hotel debería poder decirle a un guardia que te escolte hacia tu carro o a tu habitación, para que te proteja si lo requieres. Aunque, claro, si el hotel se encuentra en un barrio peligroso que te haga estar alterado todo el tiempo, quizá lo mejor sea que no te hospedes ahí.

Por último, revista que los extintores estén distribuidos correctamente, ya sea en habitaciones o en pasillos. Aunque, si no los ves a primera vista, posiblemente exista un sistema de detección de humo que actúe automáticamente en caso de que se presente una situación de incendio. Pregunta y, si no es así, reza porque nadie tenga que ir a buscar a los bomberos.

Tu seguridad es lo más importante al buscar un lugar en un hotel, por lo que te recomiendo que escuches mis palabras antes de decidirte.

Los cruceros y algunos de sus secretos

Los cruceros y algunos de sus secretos

Estoy completamente seguro que en México aún la gente no tiene la cultura de tomarse vacaciones en cruceros, pues creo que se tiene la idea de que este tipo de lugares es muy exclusivo, y no lo digo porque se reserven el derecho de admisión ni nada por el estilo, más bien lo digo porque se tiene la idea de que es algo muy caro a lo que no todos podemos tener acceso. En lo personal, creo que esta idea es errónea, ya que he tenido la fortuna de estar de vacacoines en uno de estos sitios para tomarme unas muy merecidas vacaciones, y, sinceramente, terminé gastanto una cantidad mucho menor a lo que yo había presupuestado en un inicio, y todo gracias a que fuimos con un amigo que ya tenía un poco de experiencia en esto de los viajes en crucero, ya que fue él quien nos estuvo aconsejando para que pudieramos disfrutar al máximo nuestro viaje sin que tuviéramos que invertir más de la cuenta. En realidad me gustaría invitarlos a que prueben esta nueva forma de vacacionar, pues puedo asegurarles que van a disfrutarlo sin importar mucho el tipo de vacaciones que están buscando, por lo que les daré algunos consejos para que no tengan que gastar más de la cuenta y, aún así, puedan disfrutar de su viaje sin contratiempos.

Como les comentaba, este viaje lo hice rodeado de varios amigo, por lo que estábamos pensando en agarrar la fiesta más que realmente en descansar, y por esto es que comenzaré dándoles un poco información en el área de las bebidas, que podríamos decir que es algo en lo que terminé siendo un experto. Para empezar, una de las reglas que yo creo que es de las más importantes en esta area, y que en definitiva no podía omitir, es que no importa en qué lugar del barco te encuentres y no importa en qué parte hayas comprado una bebida, ya sea alcohólica o sin alcohol, puedes llevarla a donde quieras y disfrutarla en el lugar que prefieras, ya sea tu camarote o en un jacuzzi, y lo mismo sucede con la comida, aunque siempre hay que tener presente que las instalaciones también las quieren disfrutar otras personas tanto como tú. De igual forma, como todo el mundo sabe, es mucho más económico comprar una botella de vino que ir pidiendo copita a copita, por lo que lo recomendable en este sentido siempre es pedir una botella. Seguramente estarán pensando, ¿qué pasa si no quiero terminarme toda la botella? Pues eso es algo que no debe de causar un problema, ya que siempre existe la opción de dar la botella de vino a cualquier persona que trabaje en el crucero para que ellos la guarden, la marquen con tu número de camarote, y puedas pedirla de vuelta en el momento que tú lo desees. Como sé que no todos irán en el mismo plan que nosotros, es comento que hay algunas bebidas que son gratuitas, como lo es el agua y el té, pero no se confíen, pues el refresco no entra en esta categoría de bebidas gratis.

Sobre la comida, en realidad no hay mucho que decir, lo único que creo que puede ser de verdadera utilidad es que, en la primera noche, hay muchos restaurantes de especialidad que ofrecen ciertos descuentos o dan ciertas cortesías, pues es la noche en la que la mayoría de gente acude simplemente al comedor principal, pues es lo más común y económico.

Espero que estos consejos puedan servirles en caso de que les interese probar esta nueva idea para vacacionar. Si ustedes buscan conocer un poco más al respecto, no duden que encontrarán más información útil aquí http://revista.pricetravel.com.mx/cruceros/.

Las otras historias de los hoteles

Creo que una de las cosas que me caracterizan es que soy una persona que hace muchas preguntas e investiga mucho, pues mi curiosidad es algo que me invade a todo momento, y hace poco me llegó esa curiosidad cuando estaba pensando en algunas cosas sobre los hoteles. Tengo una amiga muy cercana que trabaja como hostess dentro de un hotel, y siempre disfruto mucho sentarme a platicar con ella, pues tiene nuevas y nuevas historias de lo que puede presenciar mientras está trabajando, y, como les comentaba, la curiosidad me invadió, por lo que tomé mi tableta para buscar algunas cuantas historias curiosas que puedan tener los hoteles alrededor del mundo. Como ya me imaginaba, al intentar encontrar este tipo de historias, lo que más pude encontrar son como reseñas de personas que se habían hospedado en algún hotel, el que sea, diciendo si pasaron un buen rato o si el hotel estaba sucio o cosas parecidas, pero me costaba un poco de trabajo encontrar lo que estaba buscando, pero a final de cuentas pude dar con un sitio que realiza encuestas a distintos hoteles de forma anual con el fin de enterarse de algunas cosas raras que pasan en estos lugares, y me llamó mucho la atención, espero que, en tu caso, sea igual.

Como seguramente todo el mundo se hubiera podido imaginar, una buena parte de las historias que suceden dentro de un hotel tienen relación directa con amor, o con sexo. Una historia bastante curiosa que me llamó fuertemente la atención sucedió en España, cuando una pareja de recién casados reservó una habitación para poder festejar su luna de miel como se debe, pero recibieron un regalo de bodas un tanto inusual la mañana siguiente, y es que, al despertar, se sorprendieron de gran forma al encontrar en su cama a un completo desconocido durmiendo con ellos. Como era de esperarse, llamaron de inmediato al personal del lugar para que les ayudaran a descifrar qué es lo que estaba pasando, y resulta que la personas que había llegado al lugar era un huésped del hotel, quien simplemente, en su borrachera, se equivocó de habitación y se le hizo fácil llegar a dormir a esa cama, sin siquiera darse cuenta que estaba ocupada. Y ahora que estamos en estas cosas del amor, les cuento otra historia que me llamó la atención, y es que, en Budapest, recibieron de la nada una foto de una pequeña bebé, hermosa la niña. Esta foto venía acompañada de una pequeña nota, misma que decía que ese pequeño bebé había sido concebido en aquel hotel.

Posiblemente, ustedes comparten mi forma de pensar en el sentido de que es imposible ver un listado de algunas cosas raras que hayan pasado hasta en los hoteles más exclusivos y que en ningún momento se hable de gente desnuda o algo parecido, y ahora no es la excepción. Según nos dice este sitio de internet, de las cosas que suelen suceder de manera más común de lo que nos imaginamos es que los huéspedes se quedan afuera de sus habitaciones completamente desnudos, pues tienen la intención de ir a tomar un baño refrescante, pero se equivocan de puerta y salen de la habitación, dejando sus llaves adentro lógicamente, por lo que se ven obligados a bajar a recepción, total y completamente desnudos, para que les puedan abrir la puerta, vaya vergüenza que deben de pasar estos sujetos. De igual manera, hay mucha gente que no sabe manejar el alcohol dentro de una fiesta, por lo que, en las despedidas de soltero principalmente, suele haber gente que de la nada se quitan la ropa para correr por todas partes.

Las otras historias de los hoteles